Desviar la atención
29 de noviembre de 2007   DIARIO INFORMACIÓN

Únicamente quieren hacernos desviar la atención. En 1994, Quentin Tarantino recuperó a John Travolta de entre las cenizas de un baile de sábado noche para interpretar a un matón de viernes tarde en esa gran película titulada Pulp fiction, que no se llevó todos los Oscars que se merecía porque se los llevó otra gran película, de nombre Forrest Gump. (Un antiguo compañero de clase, Antonio Romero, siempre me recuerda esa historia.)

Años después, en 2001, John Travolta protagonizaría Operación Swordfish, en la que hacía el papel de un espía malo malvado malote que al final de la película (perdonen por revelárselo); se salía con la suya porque empleaba la técnica del despiste. La película es de acción, de acuerdo, y pasó casi sin pena ni gloria por las taquillas (yo la vi tres veces), pero tiene algunas escenas geniales, rodadas sabiamente y con algunos diálogos (y monólogos; sobre todo el inicial de Travolta); que no tienen desperdicio alguno.

La técnica del despiste. Desviar la atención hacia un lado para poder escapar, para que las carencias no se vean. Evitando ir de frente. Algo parecido a lo que hace el PP de Novelda. La oposición de Novelda. Ellos centran la atención hacia un punto y de ese modo parece que a los ciudadanos se nos olvida la realidad. Pero el pueblo es inteligente.

Cuando el PP de Novelda centra la atención en un pino cortado en la plaza de San Lázaro, están realmente apartando la mirada de todos los árboles talados con la remodelación de la Glorieta.

Cuando el PP de Novelda centra la atención en supuestas irregularidades en el pago de los bailes semanales para las personas mayores y los jubilados, están realmente apartando la mirada de todo lo que les decían a esos mismos ancianos, eso de que si gana Mariano ya no habrá más bailes. Y Mariano es hoy el alcalde y continúan los bailes en el Centro Cívico; y encima mejor regulados.

Seguimos.

Cuando el PP de Novelda centra la atención en los últimos gastos de la Concejalía de Turismo, están realmente apartando la mirada de todo el gasto innecesario que se ha venido haciendo hasta ahora.

Pero mejor me callo, no vaya ser que ahora empiecen otra vez con el discurso de que no hacemos más que mirar al pasado. (Ya lo dijo Víctor Cremades, nuestro concejal de Hacienda y Cultura: cuando queremos mirar al futuro nos topamos con un impedimento heredado de la legislatura anterior)

Así que miremos al presente. Les dejo un dato, simplemente: el Fam Trip celebrado en Novelda el pasado mes, y al que acudieron la mayoría de Oficinas de Turismo de la provincia con la idea de que conocieran la oferta turística de nuestra ciudad, costó 998,50 euros. Eso incluía autobús desde el Paseo de los Molinos hasta el Santuario de Santa María Magdalena y vuelta, almuerzo en el Casino, comida cofinanciada por la Bodega en la misma bodega con visita previa a las instalaciones y dos guías por toda la ciudad (Parroquia de San Pedro, casco antiguo, Casa-Museo Modernista, etc.). 998,50 euros. Al Fam Trip acudieron 63 personas. Si hacen la división, verán que al Ayuntamiento le costó 15,85 euros por persona. Todo el paquete incluido. Menos de 16 euros por cabeza. Únicamente con que cada informador de Turismo de todos los que vinieron le diga a una persona: Novelda tiene la única torre triangular de Europa, tiene el mejor Modernismo de la provincia; simplemente con eso Novelda ya ha ganado. Si cada informador de Turismo hace que venga a Novelda una sola persona, habremos recuperado la inversión. No el Ayuntamiento, por supuesto, sino los comerciantes, que son parte importante del pueblo de Novelda.

Eso es un ejemplo de gestión útil. Si el PP hubiera organizado ese Fam Trip, se habría gastado cuatro veces más y sólo en teléfono móvil. Pero ellos no ven eso. La señorita Maite Botella, concejala del PP, dice que ese dinero era para invitar a comer a los «últimos, y únicos en cinco meses, visitantes que han acudido a nuestro municipio». Eso es mentira; ni son los últimos ni han sido los únicos. Novelda tiene una media de visitantes de tres mil personas al mes, gobierne o no gobierne el Partido Popular.

Cuando el PP de Novelda centra la atención en la contratación supuestamente irregular de un grupo de música durante las pasadas fiestas locales, están realmente apartando la mirada de los millones y millones de pesetas malgastados en las pasadas barracas populares de las anteriores fiestas patronales. Contrataciones estas en las que se cerraba el trato con un «lo que haga falta», expresión que ya no se escucha por el Consistorio. Ni esa ni «lo que cueste», «no es tu dinero», «no recibo a nadie», etcétera, etcétera.

Pero a veces lo más sencillo es desviar la atención, como hacía John Travolta en esa película, Operación Swordfish. Lo que ocurre, sin embargo, es que en ocasiones los ciudadanos ya no se creen nada. El que intenta echar balones fuera es porque no quiere aceptar la realidad: que la gestión es limpia. Y que el único que se beneficia de eso es el pueblo de Novelda. Para él, para ustedes, estamos trabajando.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Sergio Mira Jordán (Novelda, 1983) es profesor, escritor y músico. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante, ha compuesto una decena de piezas para banda de música y ha escrito las novelas «La mirada del perro», «El asesino del pentagrama» (Cuadernos del Laberinto, 2012) y «El repicar monótono del agua» (Meracovia, 2016).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies