Ni pizca de improvisación
7 de octubre de 2008   DIARIO INFORMACIÓN

Durante el pasado Pleno de septiembre, uno de los portavoces del Grupo Municipal del Partido Popular, el ex alcalde José Rafael Sáez, me acusó de improvisación a la hora de modificar la ubicación de un panel táctil de información turística que se colocará junto al Santuario de Santa María Magdalena, en el monte de La Mola. Dicho Santuario recibe centenares de visitas al mes, miles al año, y está situado al lado del conjunto histórico de la torre almohade y la torre cristiana, de forma triangular, única en Europa, además de constituir uno de los principales bastiones turísticos que tiene la ciudad de Novelda.

Les pongo en situación. Ese panel táctil, que finalmente se colocará en una de las salas de la planta baja del antiguo hogar de las dominicas oblatas, informará a los futuros visitantes de nuestro modernismo, nuestra gastronomía, nuestras fiestas… Nuestra cultura, en definitiva. Es lógico, pues, que la ubicación de ese informador electrónico sea la correcta. Las personas que constituimos la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Novelda, conmigo al frente, nos decidimos por un lugar, pero antes incluso de poner el aparato, nos percatamos de que era peligrosa su ubicación al iniciar la construcción de la caseta que lo albergaría. Al día siguiente todo estaba como al principio.

Al día siguiente.

Es decir, que rectificar y reconocer un error, tal y como yo mismo hice en ese Pleno, es considerado por el Partido Popular como un acto de improvisación. Uno de tantos, creo que llegó a decir el Sr. Sáez. Quisiera recordarle al portavoz José Rafael Sáez, del PP, que siendo él Alcalde de Novelda colocaron cuatro pilones de hormigón delante de la iglesia de San Roque, cuatro pilones que traían un espectacular diseño por bandera y que impedían la vista de la fachada de esta emblemática iglesia desde las no menos emblemáticas calles de Emilio Castelar y Sant Roc. El caso es que esos cuatro pilones costaron un dineral y se quitaron a las semanas, cuando las críticas de los vecinos se volvieron insostenibles para los dirigentes de entonces. Eso sí que era improvisar.

Como también fue improvisación, y lo continuamos sufriendo actualmente, el templete del parque de la Glorieta, si es que se le puede llamar «templete». En cada una de sus puntas se elevan columnas hacia el cielo, pero sin un techo que proteja las ondas musicales, motivo éste que hace imposible el interpretar música en directo en un lugar hecho, se supone al menos, para que toquen los distintos grupos y bandas musicales que tenemos en la localidad. Eso también era improvisar. Por no hablar de los millones y millones de pesetas gastados en el suelo de dicha Glorieta, de un material imposible de limpiar y que provoca que cada día esté peor y sea de difícil arreglo.

Y como estos, muchísimos más ejemplos, por supuesto, pero no es cuestión de alargar demasiado el tema.

Quisiera decirles a todos los noveldenses que el actual equipo de Gobierno formado por el PSOE y el Compromís no improvisa. Todo lo contrario, nos preocupamos por los ciudadanos, por todos los ciudadanos.

Hace poco, sin ir más lejos, el Director General de la Conselleria d’Immigració inauguró una agencia de asistencia al inmigrante (AMICS) en la Plaza Vieja, gracias a las gestiones realizadas por la Concejala de Servicios Sociales, Mariló Cortés. Estaba invitado el Conseller, Rafael Blasco, pero por lo visto ellos no acuden a ciudades donde gobierna distinto color político. Es otra forma de ningunear a los que habitamos la Comunidad Valenciana. Igual que se ríen de los estudiantes y los profesores con Educació per a la Ciutadania, riéndose de una Ley del Gobierno de España, se ríen de los mayores y las personas dependientes no trasladando el dinero que el Gobierno da a las comunidades con ese fin. Como pudimos ver en los medios de comunicación hace poco, la Generalitat denegó esa ayuda por dependencia a un vecino de Beneixama, comunicándoselo al año de morir.

Rara forma de hacer política esa que ve colores en lugar de personas…

Por otro lado, como decía, nosotros no improvisamos. En ese sentido, y después de muchos años olvidados por el Partido Popular, los alumnos del Conservatorio Profesional de Música «Mestre Gomis» disponen de mobiliario en condiciones óptimas, aulas nuevas, mejor acondicionadas, etc. Todo ello gracias a José Manuel Martínez, Concejal de Obras e Infraestructuras, del PSOE, que junto a toda la brigada están trabajando a contrarreloj para aclimatar cuanto antes las clases para el recién iniciado curso. Hace pocos días, yo que tuve la suerte de estudiar en ese centro, estuve comprobando in situ las mejoras realizadas: salas nuevas, colocación de techo para insonorización, rampa en lugar de escaleras a la entrada, pintura en todo el Conservatorio… Mejoras que repercutirán directamente en los alumnos y en una mayor tranquilidad por parte de los padres.

Mejoras de una política actual que invita a los noveldenses a participar. En breve, por ejemplo, se fallará el Primer Trofeo Novelda de Cocina con Azafrán, organizado por la Concejalía de Turismo, y en noviembre el Segundo Concurso de Imágenes Promocionales, actuaciones creadas recientemente y que han tenido una estupenda acogida por parte del público. De la misma forma, en la Concejalía de Normalització Lingüística trabajamos para editar dentro de poco el libro con todos los cuentos ganadores del Premi Pasqual Garcia de Literatura Infantil, una demanda de hace más de diez años, y el Calendario 2009 con efemérides locales, además de comenzar con las campañas para futuras madres «Benvinguts a casa» y los actos del 9 d’Octubre.

Actuaciones, mejoras políticas cercanas al ciudadano que nada tienen que ver con las anteriores improvisaciones del Partido Popular, las cuales costaron miles y miles de euros de las arcas municipales, que son las arcas de todos los noveldenses. Actuaciones que no tienen ni pizca de improvisación, sino que son el resultado de un año bien planificado que estamos a punto de terminar.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Sergio Mira Jordán (Novelda, 1983) es profesor, escritor y músico. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante, ha compuesto una decena de piezas para banda de música y ha escrito las novelas «La mirada del perro», «El asesino del pentagrama» (Cuadernos del Laberinto, 2012) y «El repicar monótono del agua» (Meracovia, 2016).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies