La I.H.R.*…
Julio de 2011   NOVELDA DIGITAL

El pasado 10 de junio terminó la legislatura 2007-2011. El anterior equipo de gobierno, conformado por PSOE y Compromís, acabó, como ustedes saben, con tres dedicaciones exclusivas más la del Alcalde. En la oposición había una dedicación (llegaron a tener tres), en la persona del Portavoz del PP. A su vez, cada concejal de la oposición recibía alrededor de 700 euros al mes, la mayoría de ellos por ir una vez al mes al Ayuntamiento, coincidiendo con la cita plenaria. También hay que recordar que el coche oficial apenas se gastaba durante la anterior legislatura y únicamente para salidas fuera del municipio.

A partir del 11 de junio, con la toma de posesión de la nueva Corporación, el Partido Popular y su mayoría absoluta empezó a maquinar una nueva composición. Para ellos, las mismas dedicaciones exclusivas con las que terminó la legislatura pasada; es decir, tres (Valentín Martínez, Francisco Sepulcre y José Rafael Sáez, quienes se embolsarán bastante más de 2.000 euros al mes en catorce pagas) más la de la alcaldesa. Y para la oposición, nada de nada. Tan solo los 50 euros por asistir a los Plenos, reducción esta de la que el PSOE está completamente conforme. La deuda que tiene el Ayuntamiento de Novelda (una parte de ella generada en época de bonanza por aquellos que ahora se presentan como «salvadores de la patria», y otra generada por quienes tuvimos la desgracia de heredar la mala gestión de quien hoy vuelve a ser Concejal de Hacienda y gobernar en medio de una profunda crisis financiera producida por la especulación inmobiliaria) no es asumible en estos tiempos, y toda medida es poca para mejorar las arcas municipales. Lo triste y vergonzoso es que muchas de esas medidas se lancen como auténticas bombas de humo, ejercicios de demagogia a todas luces que no han de dejarnos indiferentes.

Porque, ¿qué ha pasado con la dedicación exclusiva que tenía antes la oposición? Ha desaparecido, dicen desde el PP, aunque realmente se ha convertido en dos cargos de confianza, casualmente los números 14 y 15 de la candidatura popular. De 21 personas de la lista, cobrarán 14. Más del 66%. Espectacular… Y esto que también nos ha querido vender el PP tampoco supone ningún ahorro, ya que las dedicaciones salen a unos 40.000 euros al año y los cargos de confianza a más de 23.000. ¿Dónde está, pues, ese 2×1 que argumentó el portavoz del equipo de gobierno? Primer intento de manipulación. Lástima que todos los noveldenses puedan ver que dos cargos de confianza suman 46.000 euros y una dedicación 40.000. ¿Dónde está el ahorro, entonces?

A pesar de todas esas medidas, tomadas por el Partido Popular de modo unilateral, el Partido Socialista seguirá ejerciendo una oposición firme y digna. Nos han quitado de las Juntas de Gobierno, nos han puesto un despacho bien lejos (en el antiguo retén), nos quieren erradicar y eliminar (lo que recuerda a otras épocas, muy tristes para nuestro país). Todo eso viene a decir muy poco de la transparencia y del diálogo que pregonaba la alcaldesa en su discurso de investidura.

¿Y qué podemos decir de la austeridad? Milagrosa Martínez cobrará 66.000 euros al año. No ha renunciado a su sueldo como alcaldesa de Novelda, no ha querido que del bolsillo de todos nosotros, vecinos y vecinas, dejen de salir más de 4.700 euros al mes (más dietas). ¿Renunciará a su otro sueldo, como diputada en les Corts Valencianes? De momento, a lo que no ha renunciado es a llevar coche oficial y un policía de paisano a todas partes, como ya podemos ver. Tampoco ha renunciado a las dietas de les Corts ni a las que cobrará del bolsillo de todos los noveldenses cuando se vaya a Valencia dos o tres días a la semana.

Esa es la realidad a día de hoy. Lástima que algunos, en lugar de ponerse a trabajar de una vez por todas, ya empiecen a afincarse en la política de la I.H.R.: la irremediable herencia recibida.

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mí

Sobre mí

Sergio Mira Jordán (Novelda, 1983) es profesor, escritor y músico. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante, ha compuesto una decena de piezas para banda de música y ha escrito las novelas «La mirada del perro», «El asesino del pentagrama» (Cuadernos del Laberinto, 2012) y «El repicar monótono del agua» (Meracovia, 2016).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies