Reseña «Solo quiero morir a tu lado»

Solo-quiero-morir-a-tu-lado-foto-portada-483-681Tras el éxito de Lo que quiero lo consigo, Amanda Seibiel tenía casi la obligación de ofrecer una segunda parte. Ya lo apuntábamos en esta misma sección de la web no hace mucho. Además, había dos aspectos a los que era necesario dar respuesta: en primer lugar, la primera novela de la autora gallega (aunque afincada en Alicante desde hace más de veinte años) dejaba algunos cabos sueltos que te hacían cerrar el libro con esa sensación —genial para el escritor, de auténtica ansiedad para el lector— de «pero, bueno, ¿ya está?, ¿y ahora qué?». En segundo lugar, los seguidores de la autora la habrán bombardeado en las redes sociales (donde Amanda se mueve como pez en el agua) para que se diera prisa y publicara esta segunda parte. Y esos miles de seguidores (habrá que inventar algún nombre: ¿«seibielers», quizá?) no se equivocan: nada más publicarse la segunda parte, Solo quiero morir a tu lado, en abril de 2018, de nuevo en la editorial Terra Ignota, fue directa al primer puesto de los más vendidos en la web de El Corte Inglés. ¿Y qué libro ocupaba el segundo puesto? Lo que quiero lo consigo. ¿Y qué libro ocupaba el tercero? Házmelo como tú sabes, también de la autora, publicado en octubre del año pasado. Por fortuna para los demás autores de la lista, Amanda Seibiel solo tiene tres novelas en el mercado, aunque seguro que habrá más.

Llegados a este punto, ¿qué nos espera en las páginas de Solo quiero morir a tu lado? Veamos el booktrailer:

El primer capítulo, que funciona a modo de prólogo, te atrapa desde las primeras líneas.

Me desperté a causa de las náuseas y fui corriendo al baño para retorcerme y dejarme las entrañas en el inodoro. ¿Hasta cuándo iba a durar esa tortura? Gerard dormía y yo seguía sin creerme que él quisiera hacerse cargo de mi pequeño monstruito.

Desde esas primeras páginas, volvemos a unos personajes que ya hemos hecho nuestros desde Lo que quiero lo consigo: Silvia, Douglas, Gerard, la inconfundible voz narradora de Verónica, la omnipresencia de Marco… Sin embargo, en esta segunda parte (totalmente conclusiva) la trama se complica ya desde el principio. Porque, sin querer destripar nada, un intento de secuestro (¿quién?, ¿cómo?, ¿por qué?) deja a Verónica, embarazada, arrastrada en una carretera, ensangrentada, en coma. A partir del segundo capítulo, que comienza con un lacónico «Un año después…», comienza la acción. Y esta segunda parte, además de los elementos habituales en la narrativa de Amanda Seibiel (diálogos frescos, rápidos, naturales, mucho sexo, pinceladas de humor), promete más acción y más intriga. Las hojas, de nuevo, se pasan volando, deseando que nunca llegue un final que es un suspiro intenso tras el cual cualquier lector deseará retomar la saga «quiero» y sumergirse otra vez.

Solo quiero morir a tu lado está editada por Terra Ignota y se puede comprar aquí.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies